Cómo ahorrar en la factura de la luz | Consejos + Recomendaciones + Vivienda eficiente

Cómo ahorrar en la factura de la luz | Consejos + Recomendaciones + Vivienda eficiente


1. EVITA SUSTOS EN LA COCINA. Apaga siempre la cocina y horno antes de salir de casa.

2. DESCONECTA SIEMPRE DE FORMA ADECUADA. Para desenchufar un aparato no tires nunca del cable, hazlo por la clavija aislante.

3. SI NO ESTÁS, PULSA OFF. SALDRÁS GANANDO. Para ahorrar energía, apaga totalmente los televisores y los equipos en ausencias superiores a 30 minutos.

4. SI NO RECARGAS, DESENCHUFA. Desconecta físicamente (desenchufa) los cargadores o adaptadores que no estés utilizando. Aunque no estén siendo utilizados, siguen consumiendo energía si están enchufados.

5. CUANDO NO UTILICES TU PC, NO LO DEJES ENCENDIDO. Apaga el ordenador si no estás utilizándolo, o si vas a ausentarte un rato, apaga la pantalla o usa el modo de ahorro de energía.

6. COMPRA INTELIGENTE, APUESTA POR LA EFICIENCIA. Si tienes que renovar tu televisor o monitor, elige pantallas LED, son más eficientes que las LCD.

7. CONSUMO COMPARTIDO, CONSUMO REDUCIDO. Compra una regleta -un alargador donde se puede enchufar más de un aparato-, con botón de encendido-apagado. Así puedes apagar con un click varios aparatos a la vez, evitando un consumo innecesario.

8. NO ASFIXIES A TU ASPIRADORA. Vacía la aspiradora sin esperar a que esté llena, ya que si lo está, el motor necesita más potencia y consume más para aspirar lo mismo.

9. DESCONÉCTATE DE LA RED SI NO LA USAS. Apaga el WIFI y el Bluetooth de tu teléfono cuando no los estés usando. Estas dos aplicaciones consumen gran cantidad de batería.

10. HAZ UN USO ADECUADO DEL ORDENADOR. Cuando utilices el ordenador, cierra las aplicaciones que no vayas a usar. De esta manera consumirá menos.

11. LIMPIA TU PC Y AUMENTA SU EFICIENCIA. Mantén el disco duro limpio y ordenado. La eliminación periódica de archivos no utilizados, temporales, cookies, etc. mejora el rendimiento del PC. Existen sencillos programas de limpieza de archivos.

12. DESFRAGMENTA Y LOGRA RAPIDEZ. Desfragmentar el disco duro el ordenador periódicamente resulta una buena práctica para mejorar el rendimiento de los equipos.

13. GASTA MENOS CUIDANDO DE TUS ELECTRODOMÉSTICOS. El mantenimiento adecuado y la limpieza de los electrodomésticos prolonga su vida y ahorra energía.

14. LA AUSENCIA DE COLOR ES EL COLOR MÁS EFICIENTE. El salvapantallas que menos energía consume es el de color negro.

15. NO DERROCHES AGUA Y PAGARÁS MENOS. Dúchate en lugar de bañarte y abre el grifo solo cuando sea necesario. Una ducha usa la cuarta parte de agua y energía que un baño.

16. ESCOGE LA GRIFERÍA MÁS EFICIENTE, NO MALGASTES NI UNA GOTA. Instala cabezales de ducha de bajo consumo, grifos monomando y reductores de caudal para ahorrar hasta el 50% del consumo de agua.

17. OPTIMIZA LA TEMPERATURA DEL AGUA. Instalar grifos termostáticos es una excelente opción, ahorrarás agua y energía aumentando el confort.

18. NO MALGASTES NI UNA GOTA. Evita goteos y fugas de los grifos. El simple goteo del grifo del lavabo significa una pérdida de 100 litros de agua al mes.

19. EL CALENTADOR CUANTO MÁS CERCA, MEJOR. El termo del agua caliente debe instalarse dentro de la vivienda, tan cerca de los puntos de uso como sea posible (cocina, cuarto de baño).

20. CON UN CORRECTO MANTENIMIENTO DE TU CALDERA, PAGARÁS MENOS. Mantén la caldera en buen estado y ahorrarás hasta el 22% del consumo de gas.

21. PROGRAMA EL CALOR DE TU HOGAR Y ÚNETE A LA EFICIENCIA ENERGÉTICA. Instala termostatos programables y, durante el invierno, mantén la temperatura entre 20º y 22º de día y entre 15º y 17º durante la noche. Cada grado más aumenta el consumo entre un 6% y un 8%.

22. UNA TEMPERATURA PARA CADA HABITACIÓN. Cada zona de nuestra vivienda necesita una temperatura de calefacción y es importante ajustarla.

23. PREPARA A TUS RADIADORES PARA LA LLEGADA DEL FRÍO. Purga los radiadores una vez al año, al comienzo de la temporada de calefacción. El aire del interior de los radiadores dificulta la transmisión del calor.

24. USA LA PRESIÓN CORRECTA PARA OPTIMIZAR TU CALEFACCIÓN. Mantén la presión en el interior del circuito de calefacción según recomendación del fabricante.

25. UNA BREVE VENTILACIÓN ES SUFICIENTE. Diez minutos son suficientes para ventilar una habitación.

26. QUE NADA OBSTACULICE LA SALIDA DEL CALOR. No tapes las fuentes de calor (radiadores) con cortinas, muebles u otros elementos.

27. NO CLIMATES ESPACIOS VACÍOS. No calientes las habitaciones que no se utilicen y, en caso de ausencia prolongada, desconecta la calefacción.

28. PROTÉGETE DEL FRÍO Y MANTÉN EL CALOR DE TU HOGAR. Si vas a realizar reformas en tu vivienda, coloca aislamiento térmico en los cerramientos exteriores.

29. QUE NO SE TE ESCAPE EL CALOR. Si cambias las ventanas de tu vivienda, procura que las nuevas sean de "doble acristalamiento" o doble ventana, se consiguen ahorros de energía del 15% en el consumo de calefacción.

30. USA LAS PERSIANAS PARA APROVECHAR LA LUZ Y CONSERVAR EL CALOR
Durante el día sube las persianas. El sol proporcionará a tu hogar luz y calor. Al anochecer, cierra las cortinas y baja las persianas para reducir la pérdida de calor.

31. CUBRE EL SUELO CON ALFOMBRAS. Coloca alfombras sobre los suelos en invierno y guárdalas en verano.

32. POTENCIA EL CALOR DE TUS RADIADORES. Coloca paneles reflectantes para los radiadores. Hacen rebotar el calor proveniente de su parte trasera mejorando la eficiencia de la calefacción.

33. COCINA DE MANERA EFICIENTE. Utiliza recipientes cuya base se ajuste a la zona de cocción e intenta cocinar con olla a presión y poco agua.

Cómo ahorrar en la factura de la luz | Consejos + Recomendaciones + Vivienda eficiente

34. NO OLVIDES DESCONGELAR ANTES DE COCINAR. Descongela los alimentos antes de cocinarlos y tapa los recipientes mientras cocinas.

35. MANTÉN LOS QUEMADORES DE LA COCINA LIMPIOS. En las cocinas de gas, es importante que los quemadores estén lo más limpios posible. De este modo, ahorrarás energía al cocinar.

36. SÁCALE EL MÁXIMO PARTIDO A TU HORNO. Utiliza el temporizador del horno y no abras éste innecesariamente. Cada vez que abres la puerta del horno, se pierde un 20% de la energía interior. 

37. COCINANDO CON EL MICROONDAS REDUCIRÁS TU CONSUMO. El microondas ahorra entre el 60% y el 70% con respecto a los hornos convencionales.

38. MANTÉN EL CONGELADOR SIN EXCESO DE HIELO. Elimina del congelador las capas de hielo de más de 3 milímetros, así ahorrarás hasta un 30%.

39. ELIGE ELECTRODOMÉSTICOS ENERGÉTICAMENTE EFICIENTES. Si necesitas renovar algún electrodoméstico, hazlo por uno lo más eficiente posible (A+, A++ ó A+++). Ten en cuenta siempre la etiqueta energética a la hora de elegir uno u otro.

40. A MAYOR CARGA, MENOR GASTO. Utiliza al máximo la capacidad de tu lavadora y lavavajillas.

41. CONFIGURA CORRECTAMENTE LA TEMPERATURA DE TU NEVERA.
Regula la temperatura del frigorífico y congelador según las instrucciones del fabricante (por cada grado más de frío, el consumo de energía aumenta un 5%).

42. DEJA QUE LA COMIDA SE ENFRÍE FUERA DEL FRIGORÍFICO.
No introduzcas nunca alimentos calientes en el frigorífico o en el congelador. Dejándolos enfriar fuera, ahorrarás energía.

43 ¡QUE NO SE TE ESCAPE EL FRÍO! Mantén las puertas del frigorífico y congelador abiertas el menor tiempo posible y comprueba que cierran correctamente. Procura que la pared trasera del frigorífico, esté bien limpia y ventilada.

44. COMODIDAD Y EFICIENCIA GRACIAS AL LAVAVAJILLAS. Lavar los platos a mano con agua caliente consume un 40% más de energía que lavar con lavavajillas.

45. MANTÉN LIMPIO EL FILTRO DE TU LAVADORA. Usa descalcificantes y limpia regularmente el filtro de la lavadora de impurezas y cal y ahorrarás energía.

46. PRELAVADO: SÓLO SI ES REALMENTE NECESARIO. Limita el uso del prelavado de la lavadora a las prendas muy sucias.

47. DESCONGELA LOS ALIMENTOS EN LA NEVERA. Descongelando los alimentos en el interior de la nevera aprovechamos la energía que se ha utilizado para congelarlos.

48. UNA LAVADORA A PUNTO CONSUME MENOS. Limpia regularmente el filtro de la lavadora.

49. ELIGE UN DETERGENTE ADECUADO PARA TU LAVADORA. Los detergentes líquidos hacen trabajar menos a la lavadora que los sólidos.

50. EVITA PLANCHAR PRENDAS SUELTAS. Acumula toda la ropa que puedas antes de ponerte a planchar. Calentar la plancha sólo para un par de prendas resulta caro.

51. LOS LÍQUIDOS EN LA NEVERA, BIEN TAPADOS. En el frigorífico, tapa lo que tenga líquidos, porque se forma condensación y ésta afecta al rendimiento.

52. NO PRECALIENTES EL HORNO SI NO HACE FALTA. No es necesario precalentar el horno para cocciones que son superiores a una hora.

Cómo ahorrar en la factura de la luz | Consejos + Recomendaciones + Vivienda eficiente

53. EN LA COCINA, USA MATERIALES ALIADOS DEL CALOR. En el horno, se recomienda utilizar molde de vidrio, lacados y de color negro, ya que estos absorben mejor el calor.

54. REPARTE ADECUADAMENTE LA ILUMINACIÓN. Instala interruptores divididos para encender solamente las luces que sean necesarias.

55. SÚMATE AL AHORRO CON LAS BOMBILLAS LED. En la medida de tus necesidades y aprovechando, por ejemplo, el cambio de una bombilla fundida, sustituye tus bombillas tradicionales por bombillas de bajo consumo o de LED.

56. CONSERVA LIMPIOS LOS ELEMENTOS DE ILUMINACIÓN. Mantén limpias las lámparas y las tulipas: aumentarás la luminosidad, sin aumentar la potencia.

57. APROVECHA LA LUZ DEL SOL. Siempre que sea posible, aprovecha la luz natural. Enciende la luz sólo cuando lo necesites.

58. CUANDO NO ESTÉS: ¡LUCES APAGADAS! No dejes luces encendidas en habitaciones en las que no haya nadie. Estás derrochando energía.

59. AUTOMATIZA LA ILUMINACIÓN PARA REDUCIR EL CONSUMO. Si tienes iluminación en tu jardín, controla su funcionamiento mediante un programador o interruptor crepuscular.

60. LOS COLORES CLAROS SON MÁS EFICIENTES. Utiliza colores claros en paredes y techos para aprovechar mejor la luz natural y reducir el uso de la artificial.

61. NO TE LA JUEGUES CON LA INSTALACIÓN Y LLAMA A UN PROFESIONAL. Si vas a manipular alguna parte de la instalación eléctrica, llama a un técnico homologado. Si lo deseas, nosotros te podemos ayudar a encontrarlo.

62. SI HAY AGUA CERCA, EXTREMA PRECAUCIONES. Los baños y cocina son las zonas con mayor riesgo eléctrico, ya que son zonas húmedas. No utilices aparatos eléctricos próximos a la bañera ni a la ducha, ni con las manos mojadas, ni descalzo.

63. DESCONECTA EL INTERRUPTOR SI TOCAS LA INSTALACIÓN. Si vas a manipular alguna parte de la instalación eléctrica de tu casa, no lo hagas sin antes haber desconectado el interruptor general de alimentación en el cuadro general de protección.

64. PROTEGE A LOS MÁS PEQUEÑOS. No dejes aparatos eléctricos al alcance de los niños. Tampoco cables sueltos.

65. MANTÉN LOS ENCHUFES SEGUROS Y EVITA SOBRESALTOS. Si hay habitualmente niños en tu casa, mantén los enchufes que no estés utilizando tapados con protectores.