¿Qué es el Fraude Eléctrico? | ¿Cuál es la multa por manipular el contador de luz? | Problemática actual


¿Qué es el Fraude Eléctrico  ¿Cuál es la multa por manipular el contador de luz  Problemática actual

¿Qué es el Fraude Eléctrico? 
El concepto de fraude eléctrico se refiere a un acto que elude la legalidad en materia eléctrica y que puede cometerse de diversas formas:
  • Enganches directos a la red de distribución o a la instalación de enlace de otro consumidor.
  • Manipulación del contador para alterar el registro de los consumos.
Ambos casos tienen penalización económica y en ocasiones pueden suponer la interrupción inmediata del suministro de electricidad por parte de la distribuidora eléctrica de la zona. Por lo que respecta a la manipulación del contador debes saber que salvo tocar el botón o botones que permiten ver tu lectura o navegar entre opciones, todo lo demás podrá considerarse ilegal. Por lo general todos los contadores van precintados y quitar ese precinto supone incumplir la ley. Los únicos autorizados para manipular el contador son los técnicos de la distribuidora de la zona.

¿Cuál es la multa por manipular el contador de luz?
Las multas por trucar el contador o realizar fraude eléctrico pueden alcanzar los 1.000 o 2.000 euros y la forma de calcularla se detalla en el artículo 255 de la Ley Orgánica 15/2003, 25 de noviembre, que dice: Será castigado con la pena de multa de tres a 12 meses el que cometiere defraudación por valor superior a 400 euros, utilizando energía eléctrica, gas, agua, telecomunicaciones u otro elemento, energía o fluido ajenos, por alguno de los medios siguientes:
  • Valiéndose de mecanismos instalados para realizar la defraudación.
  • Alterando maliciosamente las indicaciones o aparatos contadores.
  • Empleando cualesquiera otros medios clandestinos.
¿Qué es el Fraude Eléctrico  ¿Cuál es la multa por manipular el contador de luz  Problemática actual

En el caso de la electricidad será el importe correspondiente al producto de la potencia contratada, o que se hubiese debido contratar, por seis horas de utilización diarias durante un año. A la cantidad resultante se le descontará los KWs facturados con el presunto contador manipulado. Te refacturan el último año como si hubieses estado usando el 100% de la potencia contratada durante 6 horas cada día. Vamos a ver un par de ejemplos:
  • Si tenemos una potencia contratada de 5,5 kW se calcularía así: 5,5 kW x 365 días x 6 horas de uso al día = 12.045 kWh, que por el precio de energía actual de 0,123 €/KWh, nos obligaría a pagar 1481,53 €.
  • Si tenemos una potencia contratada de 4,6 kW se calcularía así: 4,6 kW x 365 días x 6 horas de uso al día = 10.074 kWh, que por el precio de energía actual de 0,123 €/kWh, nos obligaría a pagar 1239,10 €.
A esto deberíamos sumarle los costes de volver a dar de alta el suministro eléctrico (aproximadamente 200 €) si la distribuidora decidiera darlo de baja. Otro punto importante a tener en cuenta es que sea cual sea el fraude, el responsable será siempre el titular del contrato de electricidad.

Cifras del fraude de manipular el medidor de luz
En España, este tipo de fraude provoca indirectamente un aumento en el recibo de la luz de todos los españoles, que según la CNMC, se cuantifica en 150 millones de euros.


Acusaciones falsas de manipulación del contador eléctrico
Puede suceder que en beneficio de algunas compañías eléctricas, acusan sin tener constancia fehaciente de que un cliente está sustrayendo electricidad de forma ilegal. Son casos bastante complejos de solucionar y lo ideal será acudir directamente a Industria y/o Consumo y aportar toda la información y documentación posibles.

El fraude no perjudica a las eléctricas
Hay una parte de la factura de la luz destinada a sufragar las pérdidas de la red que puede darse accidentalmente en el transporte de electricidad. Si existe fraude no se perjudica a las eléctricas sino a los consumidores que sí pagan sus facturas sin cometer fraude alguno y que pueden ver aumentada la parte de la factura destinada a pérdidas.

Problemática actual del fraude eléctrico
En la actualidad, existe un incentivo económico a las empresas distribuidoras, agentes encargados de la lectura y titulares de las redes a las que se conectan los consumidores, para vigilar, detectar y lograr una disminución de esta estafa. Pero la tendencia actual nos hace indicar que existe un mayor nivel de sofisticación y profesionalidad en las técnicas del fraude, haciendo más difícil su detección. Además, se ha demostrado que el fraude eléctrico no va unido solamente a colectivos en riesgo de exclusión, al contrario… En muchos casos se ha comprobado que las estafas son realizadas fundamentalmente por la industria, empresas del sector servicios y urbanizaciones, siendo mucho más perjudicial y costoso para el sistema eléctrico.