Barroco en Italia: Iglesia de San Lorenzo, Turín

Influencias recibidas: la geometria adoptada del octógono con relación al número ocho, el día perfecto, el día de retorno de Cristo. Forma parte del ampliamento que se realizo a la iglesia precedente. En la formación de la estrella de ocho puntas hemos de destacar que se trata de un elemento típico de la arquitectura islámica.

Solución espacial (tipo de planta, alturas de espacios, jerarquías): la planta octogonal, encerrada en un espacio cuadrangular, es compuesta por lados convexos que provocan el movimiento junto con un presbiterio eliptico que crea un eje principal en la composición en contraposición a la original planta a cruz latina. 

Solución estructural (cúpulas, bóvedas, sistemas de apoyo, materiales): la cúpula es sostenida por columnas y a su vez por las costillas que forman un sistema nervado con forma de estrella de ocho puntas e iluminada en su tambor por ocho ventanas elípticas.

Solución formal (elementos de fachadas, composición de fachadas, texturas, colores, volúmenes): en el parte inferior del interior encontramos pilastros que enmarcan las capillas laterales mientras que en la parte superior las costillas se cruzan haciendo posible la sustentación de la cúpula. Exteriormente observamos la no presencia de una fachada propia de un conjunto religioso debido a la continuidad y a la simetría que posee la Plaza del Castillo. Todo viene proporcionado con el número 4 y 8 de los que tenía predilección el maestro Guarini. El interior es realizado con mármoles policromados que junto con su escala reducida logran crear un conjunto con una atmósfera íntima y acogedora. 

Fotos del edificio:
Barroco: Iglesia de San Lorenzo, TurínBarroco: Iglesia de San Lorenzo, Turín

Barroco: Iglesia de San Lorenzo, TurínBarroco: Iglesia de San Lorenzo, Turín
Barroco: Iglesia de San Lorenzo, TurínBarroco: Iglesia de San Lorenzo, Turín

Barroco: Iglesia de San Lorenzo, Turín