¿Qué es y para qué sirve un Termo Eléctrico? | Cómo elegir un Termo Eléctrico | Mantenimiento + Precios


¿Qué es y para qué sirve un Termo Eléctrico? | Cómo elegir un Termo Eléctrico | Mantenimiento + Precios

Antes de conocer las diferentes variables que determinan la elección de un termo eléctrico, detallaremos ciertos aspectos para realizar una exitosa elección.

¿Qué es y para qué sirve un Termo Eléctrico?
Un Termo Eléctrico es un depósito de agua caliente con una conexión a la red de agua y otra a la red eléctrica. Al llegar al depósito el agua entrar en contacto con una resistencia eléctrica que se ocupa de calentarla. Cuando se agota el agua, el termo tiene que volver a llenarse y a calentar nuevamente el agua. Este proceso tarda más o menos, según el modelo, entre una y tres horas. La instalación de un termo eléctrico es rápida, sencilla y barata, lo que explica su popularidad. 

Aspectos a seguir para elegir un Termo Eléctrico
  • Capacidad del depósito. Se deberá calcular la capacidad que debe tener el depósito para que llegue a cubrir las necesidades de nuestra casa y, por tanto, debemos conocer la cantidad de agua que utilizamos. Un dato aproximado son los 30 litros de una ducha a los que hay que sumar unos 10 litros al día por usar los lavabos. Una persona, 50 litros; dos personas, 80 litros; tres o cuatro personas, 100 litros o superior...
¿Qué es y para qué sirve un Termo Eléctrico? | Cómo elegir un Termo Eléctrico | Mantenimiento + Precios
  • Potencia. A más potencia, más rápido se calentará el agua y menos se tendrá que esperar cuando el depósito se agote. Con lo cual, el consejo sería elegir primero la capacidad que necesitas y, después, el modelo más potente que encuentres para esa capacidad. 
  • Resistencia. La resistencia eléctrica del termo es una de las piezas más relevantes, ya que se encarga de transmitir calor al agua. El problema es que la cal se adhiere a la resistencia, que va siendo menos eficaz con el paso del tiempo. Por eso hay que elegir uno u otro tipo de resistencia según la dureza del agua. En España de forma muy sintetizada, las aguas con ciertos niveles de dureza se encuentra en la costa principalmente (Barcelona, Tarragona, Castellón...) y las aguas blandas en el interior (Madrid, Galicia, Asturias, Toledo, Cáceres, Ávila, Salamanca, Valladolid, Zamora, León...). En función de esto, tendrás que elegir entre una resistencia blindada (calienta el agua muy rápido, pero es vulnerable a la cal, aconsejable en aguas blandas) y resistencia cerámica envainada (tarda más en calentar el agua, pero no entra en contacto directo con el agua; recomendable en aguas con niveles altos de dureza). 
¿Qué es y para qué sirve un Termo Eléctrico? | Cómo elegir un Termo Eléctrico | Mantenimiento + Precios
  • Temperatura fija o temperatura regulable. En cuanto a los termos de temperatura fija se encargan de calentar el agua siempre a la misma temperatura, sin la posibilidad de poder regularla y se trata de aparatos más económicos. Por otro lado, nos encontramos a los termos con temperatura regulable e incluso programación, son aparatos más caros que los anteriores, pero permiten controlar el nivel de confort deseado.
  • Durabilidad y consumo. El revestimiento y material de la cuba, el espesor del aislamiento del calderín...cuánto menor sea la pérdida de calor, más se ahorrará en energía y tiempo.
  • Lugar donde se vaya a instalar. Lo idóneo es ponerlo lo más cerca posible del lugar donde se va a hacer uso del agua caliente, además de esto, la pared que vaya a contener el termo eléctrico, debe ser capaz de aguantar el peso que tiene el termo lleno.
  • Disposición. Se podrá colocar en vertical o en horizontal según el modelo. La posición vertical es la instalación más recomendada para calentar el agua y la posición horizontal es la preferible para lugares poco altos con posibilidad de instalación en el falso techo, la pared o el suelo.
  • Instalación. Lo ideal es que la realice un profesional acreditado que conocerá perfectamente el producto y adecuará la instalación a las condiciones de la estancia así como un trabajo seguro y fiable.
Mantenimiento general de un Termo Eléctrico
El mantenimiento de un termo eléctrico es fundamental para garantizar la larga duración y el rendimiento de tu equipo. Se deberán realizar los siguientes pasos: 
  • Purga mensual garantizando la eliminación de los sedimentos acumulados que disminuyen el rendimiento del termo al depositarse sobre la resistencia. 
  • Acceder a la resistencia sumergida para comprobar su estado.
  • Vaciado para evitar que se forme y deposite cal, sobre todo los termos eléctricos instalados en segundas residencias o que simplemente no se utilizan durante varias semanas.
Dónde comprar un Termo Eléctrico
Un Termo Eléctrico suele rondar los 100 euros aunque podemos encontrar precios más económicos o elevados de acuerdo a las prestaciones del equipo. Puede comprar su Termo Eléctrico aquí y toda la información en las siguientes páginas webs de marcas comerciales: