El Barroco Clasicista en Holanda: Jacob van Campen


La arquitectura que adopta Jacob van Campen y en especial la arquitectura holandesa de la primera mitad del siglo XVII se basa en un clasicismo con detalles particulares de la zona. La base de este clasicismo se asienta en los libros de Andrea Palladio y Vincenzo Scamozzi. Debemos recordar que Holanda es contraria al Barroco exuberante característico de los países católicos y es por ello que debe adoptar un lenguaje diferente, como lo harán Francia e Inglaterra. Siguiendo las directrices de sus aliados, Holanda no solo se convierte al Protestantismo en materia religiosa sino también en la arquitectura. La nueva arquitectura es sobria, más formal y menos recargada que el Barroco italiano o español y en donde la presencia de la burguesía es notable. Además las construcciones civiles predominaran frente a las religiosas y la sencillez, el uso del ladrillo y del revoque en contraposición al mármol romano o el uso de formas rectilíneas y no curvilíneas conformarán la arquitectura en tono clásico.